Tratamientos


TRATAMIENTO DE LA OBESIDAD

 

Fase de pérdida de peso
Pasos a seguir:

  1. Historia clínica del paciente:
    1. para definir las posibles enfermedades asociadas al exceso de peso del paciente: diabetes tipo II, hipertensión, elevaciones del colesterol sanguíneo, depresión etc.
    2. para evaluar mediante la medida del peso, la talla y la medida de cintura el grado de exceso de peso del paciente y su distribución
    3. para medir Tensión arterial, pulso, tamaño de la glándula tiroidea, vello en el rostro y otros signos físicos que nos aporten datos sobre el estado de salud del paciente y enfermedades relacionadas con la causa de obesidad..
    4. para conocer la actividad física del paciente, tanto en tiempo libre, en su trabajo y el tiempo dedicado a actividades sedentarias
  2. Historia nutricional:
    1. Momento de inicio del exceso de peso
    2. Causa a la que se le atribuye
    3. Realización de otras dietas
    4. Forma de distribuir la comida a lo largo del día
    5. Horarios laborales, comidas fuera de casa
    6. Vida social
    7. Forma de alimentarse, gustos y aversiones de alimentos
  3. Analítica: Nos permite definir el estado de salud del paciente y tomar referencias para controlar su evolución a lo largo del tratamiento
  4. Establecimiento de objetivos a corto y largo plazo
  5. Prescripción de una dieta, personalizada adaptada a las circunstancias y salud del paciente y recomendaciones de aumento de actividad física
  6. Seguimiento semanal  con medida de peso en cada visita y cambio o no de dieta

 

Fase de Mantenimiento

El paciente pasa paulatinamente de estar a dieta a no estarlo. Al darle el alta el paciente ya sigue las recomendaciones de  una dieta saludable de estilo mediterráneo y adaptada a las recomendaciones de la SENC. Se insiste en la actividad física regular.

Fase de Revisión

Una dieta no cura la obesidad, sólo el mantener buenos hábitos después del tratamiento va a ser responsable de que el paciente no recupere el peso perdido. Las revisiones se adaptan a las características del paciente, al inicio suelen ser mensuales y posteriormente se van espaciando. En las revisiones vigilamos que los nuevos hábitos adquiridos se mantengan en el tiempo.

OTROS TRATAMIENTOS OFRECIDOS EN ICAMEN

MESOTERAPIA

tratamientos las palmas

La mesoterapia es un acto médico que consiste en la inyección en la dermis de principios activos, destinados a la corrección de problemas locales.  Se utiliza desde los años 50 y ha constituido un gran arma terapéutica en muchos campos de la medicina.

  • Utilidad:   En medicina estética, la mesoterapia se utiliza fundamentalmente para el tratamiento de la celulitis y en el envejecimiento facial.
  • ¿En que consiste?: La mesoterapia se entiende como múltiples microinyecciones efectuadas en la zona afectada a menos de 4mm de profundidad. Es muy poco dolorosa y, realizada por buenas manos, consigue excelentes resultados.
  • ¿Qué productos se utilizan?:    En cuanto a los productos que pueden administrarse actualmente por vía mesoterapia, hay que destacar que sólo pueden administrarse productos inyectables preparados y autorizados específicamente para su uso vía intradérmica o subcutánea.
  • Pautas de aplicación: La frecuencia de las sesiones será semanal durante 8-10 semanas, pasando posteriormente a ser quincenal y sería conveniente mantener un ritmo mensual para consolidar los resultados obtenidos.
  • Resultados esperados: En general al cabo de 2-3 sesiones de tratamiento empezamos a observar mejoría de los síntomas vasculares frecuentemente asociados a la celulitis (calambres, pesadez de piernas, frialdad.). A las pocas sesiones siguientes constatamos la mejoría del aspecto externo de la piel (disminución de la piel de naranja). La disminución del volumen se suele conseguir a continuación. Debe quedar claro que la mesoterapia por si sola no es un método de adelgazamiento. Sus resultados son mejores cuando se realiza junto a una alimentación sana y equilibrada y manteniendo una buena actividad física.

 

PRESOTERAPIA

¿Qué es la Presoterapia?

La presoterapia es un tratamiento médico y estético que utiliza la presión de aire para realizar un drenaje linfático. Entre los beneficios de la presoterapia, destacan el tratamiento de edemas, la corrección de alteraciones del sistema circulatorio y la posibilidad de eliminar la celulitis, reducirla y prevenir futuras formaciones de esta.
El tratamiento de presoterapia se suministra a través de cobertores o botas (especiales para la presoterapia) que recubren las piernas y glúteos, a través de las cuales se realizan sobre el cuerpo una presión positiva que se va alterando en forma ascendente, por lo cual se realizan sobre el cuerpo una presión, la presoterapia estimula el sistema circulatorio, generando un drenaje linfático y contribuyendo así con la eliminación de líquidos, grasas y toxinas que generan la celulitis, edemas, linfoedemas y trastornos venosos como las varices.

presoterapia

 

¿A quién va dirigida?

Si quisiéramos agrupar a los pacientes que escogen o se les recomienda la presoterapia, podríamos comenzar por dos grandes grupos:

-Quienes necesitan solucionar un problema médico: ellos recurrirán a la presoterapia para resolver trastornos de sistema circulatorio, eliminar varices o edemas.

-Quienes desean obtener una mejora estética: entre estos casos, el más común es el tratamiento de la celulitis y de la obesidad, ya que la presoterapia ayuda a eliminar la celulitis acumulada y a prevenir futuras acumulaciones adiposas que generan más celulitis, al mismo tiempo que modela el cuerpo, reduciendo centímetros.
Al mismo tiempo, la presoterapia es buen tratamiento para aquellas personas que deseen adelgazar, y acompañar una dieta con un tratamiento que, mediante la técnica de la presoterapia ayude a modelar y tonificar el cuerpo, evitar la retención de líquidos, eliminar celulitis y evitar la flacidez.
Por último, es importante destacar que la presoterapia es uno de los pocos tratamientos estéticos que no están contraindicados para embarazadas. Siempre con la supervisión y recomendación del obstetra o ginecólogo, una mujer embarazada puede recurrir sin problemas a la presoterapia, para evitar la formación de celulitis o para reducir edemas o pesadez en las piernas.